Cómo surgió Gastromotiva

En 2006, el chef David Hertz abandonó su puesto en un restaurante de São Paulo para enseñar a jóvenes de las favelas a cocinar en su propia cocina y sin cobrarles nada por ello. Lo que comenzó como el osado sueño de una sola persona, terminó convirtiéndose en lo que es hoy Gastromotiva.

Ese sueño ha generado el primer proyecto social que utiliza los alimentos como una herramienta capaz de promover la educación, el empleo y la generación de ingresos. La primera iniciativa fue el Curso de Capacitación Profesional en Cocina. Actualmente el curso recibe a jóvenes de 17 a 35 años, con ingresos familiares (de 4 personas) menores a $10,000 pesos, que no hayan tenido oportunidad de estudiar, pero con alto potencial y en busca de oportunidades de trabajo. Desde 2007 hasta mediados de este año se han capacitado a más de 2,300 personas en São Paulo, Rio de Janeiro, Salvador, Curitiba y México. Entre el 70% y el 80% de los alumnos tienen empleo al finalizar el curso.

En 9 años, Gastromotiva consiguió destacarse dentro del mundo social

Capacitación Profesional en Cocina con una metodología exitosa.
Una red de socios reconocidos del sector gastronómico.
Desarrollo de proyectos con grandes empresas.
Reconocimiento e influencia en el tercer sector y en el mundo de los negocios sociales.
aq_block_11

No basta con que la comida sea buena, debe hacerle bien a la sociedad.

Gastromotiva desea cada vez más, no sólo contribuir a la capacitación de personas en estado de vulnerabilidad social, sino también aportar más en el tema de la alimentación dentro de las comunidades. Estamos diversificando nuestro trabajo, debido a la gran variedad de problemas relacionados con la alimentación. Nos preocupa mucho el desperdicio de comida, la salud y los altos índices de obesidad. También queremos contribuir a que las políticas públicas sean más efectivas y que, de hecho, generen cambios.

aq_block_14